domingo, 27 de julio de 2014

Una Boda en Mas Vidrier.




Era el mes de junio, o principios de julio quizás, y yo me había acercado temprano a Victoria's Cakes en Plaza Molina para ver si podía reparar el ventilador, que con el calorín que se avecinaba empezaba a ser situación urgente... y hete aquí que pasó Marta por delante de mi puerta.

Al parecer, le había enamorado el pastel de bailarina que teníamos en el escaparate, y encontrándome dentro fuera de horario, vió la ocasión de informarse para la tarta de boda de su hija.

Y así fue como empezó la historia de esta tarta de Boda en Mas Vidrier.

Marta quería sorprender a su hija y su pareja, y decidió hacerles un lindo pastel de boda, blanco, con un aire clásico, pero personalizado con las figuras de los novios. Para ello nos trajo las fotos de la pareja, unas preciosas fotos a pie de mar, sobre unas rocas, románticas pero a la vez honestas, unas fotos que me encantaron, la verdad. Y con las fotos nos trajo un reto, pues había que representar a los novios en la actitud de las fotos, mirándose, apoyados sobre la roca, ella de pie y él sentado, tomados de la mano.


Ah! Claro, y a los pies un perrito. Se está volviendo un clásico esto de los perritos en las tartas de boda...

La tarta había que llevarla a Mas Vidrier, donde nos recibió Rosanna, una mujer encantadora, que estaba preparando la boda como si fuera de su familia. Así que claro, nos entendimos en seguida.





Me maravilló el lugar, que no conocía, con el rincón del árbol encantado, las estancias frescas de la masia, la Candy Bar preparada y escondida bajo un tul... así que no pude resistirme a hacer unas cuantas fotos y compartirlas aquí. Que mejor lugar para llevar una de nuestras tartas!!


Feliz como una perdiz, dejé la tarta montada y crucé dedos para que todo fuera bien.

Y fué bien.

Los novios se vieron sorprendidos, la madre feliz de sorprenderlos y los invitados disfrutaron de la sorpresa. Seguro que cuando cortaron la tarta invadió el salón el aroma de la esencia de rosa del bizcocho. Pues escogieron la receta más romántica, un biscuit de almendras y rosa relleno de fresas confitadas. La misma que escogí para la tarta de mi madre que os enseñé aquí. 

Y colorín colorado... esta historia se ha acabado... Bueno, en verdad, esta historia, para los novios ha empezado.:-)

Y deseándoles lo mejor a la feliz pareja... me voy con el romanticismo a otra parte.;-)

Que tengais una buena semana y felices pedacitos!

3 comentarios:

Adriana-Sugar Palace dijo...

Como me encanta todo lo que haces...desde hace tiempo ^_^ como te comentaba, te vi en la tele la semana pasada jejeje Ya estaré al tanto para cuando publiques lo de KMIX :D besitos¡¡¡¡¡

Victoria - Victoria's Cakes dijo...

Gracias guapa!! Lo dicho, fue un placer conocerte!. Un beso fuerte!!

cerato dijo...

Conozco bien Mas Vidrier y su historia. Yo también estoy en la misma urbanización y llevo pasando por delante de ella más de 40 años!!
Me alegra que te gustara el entono.
Un beso

Related Posts with Thumbnails
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España