Información de CURSOS en http://www.victoriascakes.es
o en el Tel. 93 176 5515 / info@victoriascakes.es o

miércoles, 23 de julio de 2014

Nuevo Curso de AEROGRAFÍA en Victoria's Cakes.


Curso de Aerografía


La AEROGRAFÍA es una técnica que ha entrado pisando fuerte en el mundo de la Repostería creativa. Son infinitas las posibilidades que ofrece, y realmente puede marcar un antes y un después en un pastel. ¿Cómo? Pues yo creo que más vale una imagen que mil palabras, así que echad un vistazo a estas fotos de uno de los pasteles aerografíados que hemos hecho en Victoria's Cakes...



Y si quieres saber más, no lo dudes, apúntate al próximo CURSO DE AEROGRAFÍA para PASTELES que realizaremos el sábado 4 y domingo 5 de octubre en Victoria's Cakes. Aprenderás a realizar un pastel como el de la fotografía, con la técnica de ESCULPIDO DE BIZCOCHO, RKT y además AEROGRAFIADO.  No se creerán que es un pastel... ;-)



Y por si fuera poco, hasta el 31 de julio lo tenemos en DESCUENTO de VERANO y te puedes ahorrar más de 20 euros!!

RESERVA TU PLAZA AQUI.

lunes, 21 de julio de 2014

Rollo de merengue con limón

Rollo de merengue y limón
Uno de mis postres favoritos es la Tarta de limón y merengue o Lemon Pie, una tarta ligera en la que contrasta la acidez de la crema de limón con el dulzor del merengue. Es una tarta que conquista, y que, bien hecha, es una delicia para el paladar.

Hoy tenía antojo de Lemon Pie, pero también de algo más fresquito y ligero, para compensar el calor horroroso que está haciendo últimamente. Así que me he decidido por este Rollo de merengue con limón. Un postre en el que encontramos también el merengue, enrollado en frío para convertirlo en un "brazo de gitano merengado", y en el que el lemon curd lo mezclaremos con nata montada, para darle un toque más suave y más ligero. Lo guardaremos en la nevera hasta el momento de consumir, y fresquito será un éxito asegurado.

¿Os apetece prepararlo?

Rollo de merengue con limón

Ingredientes

5 claras de huevo
225 gr azúcar blanca
1/2 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de maicena
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
250 ml crema leche +35% MG
4 cucharadas de lemon curd

Para el Lemon Curd

Por el método tradicional:
5 yemas de huevo
200gr azúcar glass
zumo de 1 limón
piel rallada de 1 limón
1 cucharada colmada de harina
1 cucharada colmada de maicena

Para los que no tienen tiempo:
500gr de crema pastelera preparada Funcakes 
el zumo y la ralladura de 1 limón

Precalienta el horno a 170ºC y forra la bandeja de horno o bien una bandeja un poco profunda con papel vegetal o papel de horno.

Monta las claras de huevo con una batidora de mano o con el accesorio de la minipimer. Cuando estén a punto de nieve empieza a añadir poco a poco el azúcar y continua batiendo hasta que se haya incorporado por completo. Añade la media cucharadita de extracto de vainilla y el vinagre, que le dará estabilidad a la mezcla, y por último la cucharada de maicena. Incorpora todos los ingredientes con la espátula y vierte sobre la bandeja de horno forrada con papel.

Hornea durante 15 minutos a 160-170ºC, vigilando para que no se queme el merengue. Transcurrido este tiempo apaga el horno, deja la bandeja unos minutos en el horno y después sacala para que acabe de enfriarse.

Mientras el merengue está en el horno preparararemos el Lemon Curd.

Si te decides por la versión rápida prepara la crema pastelera de Funcakes siguiendo las instrucciones y añade únicamente la ralladura y el zumo de un limón para convertirlo en Lemon Curd. Para preparar 500gr de crema pastelera únicamente tendrás que añadir a la mezcla 1 litro de agua y dejarlo reposar.

El sobrante podrás guardarlo y utilizarlo para otra tarta, como por ejemplo para la receta de Hojaldre con frutas que encontrareis aquí.

Si prefieres preparar el Lemon Curd siguiendo el método tradicional pon en un cazo la harina, la maicena, el azúcar glass y 180ml de agua y ponlo a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto. No dejes de mezclar para evitar que se pegue a las paredes y se formen grumos.

Cuando la mezcla haya espesado añade medio cazo a las yemas y mezcla. Vierte después las yemas en el cazo y vuelve a ponerlo a fuego lento durante unos 2-3 minutos. Añade el zumo y la ralladura del limón y ponlo de nuevo a fuego lento otros 4-5 minutos, o hasta que la crema haya espesado.

Un truco si se han formado grumos que no consigues deshacer es pasarle la minipimer mientras está caliente.

Una vez la crema esté espesa déjala enfriar ligeramente. Ya tenemos el Lemon Curd.

Con el merengue frío extiende una hoja de papel de horno y espolvoreala con azúcar glass. Vuelca el merengue sobre la hoja y retira el papel vegetal que utilizaste para hornear.

Monta la nata con las varillas y mézclala con el lemon curd poco a poco. No es necesario que quede totalmente incorporado, si te quedan "hilos" de lemon curd le dará un toque más ácido que contrastará con el resto de sabores del merengue y la nata montada.

Vuelca la mezcla de nata y lemon curd sobre el merengue, extendiéndola por toda la superficie, y poco a poco, ayudándote del papel de horno enróllalo sobre si mismo sin presionar demasiado para que no salga por los lados. Una vez enrollado por completo guárdalo en la nevera hasta el momento de consumir.


La receta original de este Rollo de merengue con limón proviene del libro Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas y panes dulces y salados de Caroline Bretherton. Lo adoro, sin duda, mi libro de cabecera. Como siempre digo en los cursos, se trata de un libro que hasta ahora, no me ha fallado nunca. Lo tengo en inglés y en castellano, y es 200% recomendable.

Y vosotros, teneis algún libro de cabecera en la cocina? Os animo a compartir vuestras recomendaciones. :-)





miércoles, 16 de julio de 2014

Falsa tarta de Sandía o Watermelon Cheesecake.



Falsa Tarta de Sandía o Watermelon Cheesecake
 Hace unas semanas de repente empecé a recibir inputs relacionados con las sandías.

Polos de Sandía. La Receta de la Felicidad.

No sé si fue casualidad, si fue que realmente hubo un alud de posts/imágenes o sugerencias de tendencia "sandía" o qué es lo que pasó. Pero de repente me sentí invadida por una imperiosa necesidad de comer sandía, vestir sandía, lucir sandía... vaya, que tuvé necesidad de "sandi-izarme".

Office Ooh La La
Sodahead.com
Asos.com


Y allí apareció ella: la FALSA TARTA DE SANDÍA.

Falsa Tarta de Sandía

La descubrí en un post de estos aleatorios que te sugiere facebook, y no me pude resistir. Clické y me dirigió a un video de Lolita la pastelera, donde explicaba como realizar esta tarta.

Me encantó la idea, así que improvisé una receta de tarta de queso y me basé en la idea del video de Lolita para el montaje.

El resultado, una tarta sencilla, fresquita (ideal para estos meses de calor), y divertida. Los niños se morirán de ganas de probarla. No hace falta amasadora ni ingredientes demasiado complicados. Con un cazo, una minipimer, y un molde desmontable tendremos nuestra falsa tarta de sandía en menos de 45 minutos. El resto de ingredientes y utensilios son también muy básicos, queso crema (Philadelphia u otro), azúcar, etc. Los colorantes y los chips de chocolate los podeis encontrar si no los teneis en nuestra tienda on line.

Os animais a prepararla? 

FALSA TARTA DE SANDÍA o Watermelon Cheesecake

Ingredientes

Para la masa:
2 paquetes de galletas (cuanto más blanquitas mejor)
3 cucharadas colmadas de margarina
colorante verde en pasta

Para el relleno:
200gr queso Philadelphia
200ml nata espesa 35% MG
80 ml leche entera
80 gr azúcar
6 hojas de gelatina
colorante rojo Red Extra Sugarflair
Chips de chocolate

Utensilios

1 molde desmontable de 24 cm

Preparación

Lo primero tenemos que triturar las galletas para preparar la base de la tarta. Podemos triturarlas con el accesorio de la minipimer o bien poner los 2 paquetes de galleta en una bolsa y machacarlas con el rodillo.

Una vez estén reducidas a polvo las mezclaremos con la margarina derretida en el microondas.
Empezaremos a amasar y le añadiremos el colorante verde. Empezaremos añadiendo poco y luego incrementaremos la cantidad en caso de que no quede suficientemente verde.

Yo utilicé un colorante verde hoja de Wilton, pero siempre que se trate de un colorante en pasta o gel, podemos utilizar otros verdes u otras variantes de verde en colorante alimentario.

Una vez integrado el color, extenderemos la masa de galleta dentro del molde, tratando de adherir también masa a las paredes del molde, para crear como una "cesta de galleta".
Cubierto el molde lo introduciremos en la nevera y prepararemos la masa de queso.

Mezclaremos con batidora o minipimer el queso philadelphia con la nata espesa, hasta que quede una masa homogénea.

Llevaremos la leche a ebullición con el azúcar, hasta que se deshaga, y mientras la leche está caliente, añadiremos la gelatina (previamente hidratada en agua), removiendo hasta que se deshaga. Yo utilicé hojas de gelatina, pero si teneis gelatina en polvo (de sobre) también podría utilizarse. Verificad las instrucciones del sobre para conocer la cantidad de gelatina necesaria, pero seguramente con un sobrecito de gelatina habría suficiente para esta tarta.

Añadiremos la leche todavía caliente a la masa de queso y nata espesa, y por último incorporaremos una cucharadita de colorante rojo Red Extra. Y batiremos.

Es importante utilizar el Colorante Red Extra de Sugarflair, pues no todos los colorantes suben el color al rojo que necesitamos. Para conseguir el rojo-rojo, mi experiencia me dice que hay que utilizar siempre el Red Extra. Otros rojos en pasta no permiten llegar nunca al rojo intenso que se requiere para esta tarta.

Por último, una vez la mezcla esté teñida de un rojo intenso, la vertiremos dentro del molde sobre la galleta, delicadamente. Decoraremos la parte superior con los chips de chocolate que simulan las pepitas de sandía, introduciremos en la nevera durante unas 2-3 horas, y listo para comer!!

Será la sensación de la mesa cuando desmoldeis vuestra tarta y descubran que es ni más ni menos que un cheesecake! Y ahora, a sandi-izarse! Os resistireis a una receta tan fácil?

lunes, 14 de julio de 2014

Los 65 años de la madre más especial. La mía claro. :-)




El sábado 12 cumplió mi adorada madre 65 años. Y le habíamos preparado una SUPER-FIESTA SORPRESA!

Incluía 25 invitados escondidos en un rincón de una sala gritando SORPRESAAAA!! Una paella marinera para chuparse los dedos, globos dorados enormes y una jaula con mensajes cariñosos (idea de mi hermana pequeña que es una artista). El detalle de la jaula fue tan bonito, que mi hijo me pidió que para su cumpleaños de 6 años le preparáramos también una sorpresa con mensajes para él. Este niño me desmonta!!



 Ah! Claro, y no podía faltar un pastel preciosisimo hecho por el equipo de Victoria's Cakes. Todo forrado de azul turquesa y dorado, con encajes comestibles y mariposas brillantes de purpurina elegantemente cubiertas también de encaje.

Y en el centro, una preciosa peonía de oblea, liviana por ser de papel pero comestible, como debe ser. ¿Conocíais las flores de oblea? Son una absoluta tendencia en Estados Unidos, y estaba deseando poner en práctica la técnica para elaborarlas en la tarta de mi madre. Tengo que decir que el resultado me ha encantado. Ya tenemos previsto algún pastel más decorado con este tipo de flores, pues se pueden hacer desde peonías hasta ranúnculos, rosas o preciosos nenúfares.



El interior de la tarta, un Biscuit de almendras y rosa, relleno de fresas naturales confitadas. Con un intenso color rosa por la esencia de rosa que le da al pastel una personalidad especial.




Creo que el pastel estuvo a la altura de las circunstancias... no podía desear nada mejor para mi adorada mami en ese día tan especial. No os parece?

Y la lástima es que ya pasó!! Tal como llegaron todos, ya se fueron, pues tengo a toda la familia desperdigada entre Sevilla, Granada, Madrid, Bruselas, Valencia... y yo no sé cuántos sitios más. Por la lejanía y las circunstancias de cada uno no pudieron estar todos todos, pero pudieron estar muchos. Y sin ellos, sin duda, no habría sido lo mismo.

Os dejo también aquí unas fotos con mis queridas hermanas, en un momento "peluquería" de mi hermana, que tras la comida tenía que salir corriendo para ir a una boda y llevaba pelos de piscina!! Como nos reímos haciendole el moño para la boda! Acabamos decorandole el pelo con uno de los pompones turquesa de la fiesta! Ole!!


Y ahora ya, pasado el cumple de mi mami, ya estamos en la recta final del mes de julio, preparándonos para las vacaciones y planificando la nueva temporada "escolar" de septiembre-octubre.

Entre otras cosas, estoy preparando un próximo CURSO DE FLORES DE OBLEA COMESTIBLE, donde enseñaremos a realizar varias flores de oblea como la preciosa peonía de la tarta de mi madre, y otras más. Si quieres reservar plaza, estate atento a las nuevas fechas de los cursos que publicaremos en breve...

Ah! Y si quieres elaborar tus tartas con tonos dorados, no te pierdas nuestros dusts color oro de la Tienda Online.  Puedes mezclarlos con alcohol comestible y pintar los detalles con un pincel apto para el contacto con alimentación. Lo habeis probado alguna vez? Qué os parece el resultado?

martes, 10 de junio de 2014

La Boda de Ruth y Edu. Una amiga y un pastel.

 

Sábado 7 de junio. Mi amiga Ruth se casa. 

 

Tarta de Boda en Blanco y Negro

Y ahí que voy yo, con un pastel para más de 120 personas y 20 minions sonrientes para los niños.
La Boda en Lloret, y el convite en Blanes. Todo ambientado con aires de mar y con toques de color blanco, negro y dorado.

La iglesia, una preciosa ermita con una historia de pescadores, con barcos colgantes fruto de las ofrendas de los devotos, y toda encalada de un blanco inmaculado. El párroco que ofició la ceremonia, uno de esos hombres que se hacen escuchar, por lo cercano, por lo ameno, y por el cariño hacia los novios.

Y a la salida, globos blancos volando por el aire para celebrar el enlace. Tan bonito!!!

La novia iba preciosa, con un vestido de fino tul con una cintura de encaje y un espectacular ramo de peonías. Mira que son bonitas las peonías, no me canso nunca de admirarlas. Seguramente, una de las flores más bonitas de todas. Verdad?

Tras la ceremonia fuimos al Convento, enclavado en lo alto de la colina de Blanes, rodeado de hortensias y de mar, con una luz espectacular y además en un día luminoso y de verano como pocos hasta ahora. Allí nos deleitamos con sushi (cómo no!! cuántas cenas hemos hecho juntas compartiendo sushi y makis que yo no debería comer... :-)) ), un espectacular foie con membrillo y trufa, y magret de pato al oporto... delicioso... 

Y tras el menú, Pastel nupcial Victoria's Cakes, como no.

Una tarta de altura para cortar con sable, y una sorpresita que habíamos preparado para los novios, dos divertidos Minions vestidos para la ocasión ;-)

Fue curioso estar de invitada y pastelera a la vez. No lo era desde la boda de mi hermana (toda una experiencia que compartí con vosotros en este post aquí), y se pasan nervios, pero también se disfruta, es un orgullo y una gran responsabilidad poder participar así en una ocasión tan especial y cercana. Fue guay. Sí, sí. Muy guay.

Y sí, el pastel estaba deliciooosoo.... pude ver muchos platos brillantes... el mío también, jeje.

 ;-)

Y vosotros, habeis sido invitados y pasteleros alguna vez? Qué tal la experiencia?
Visita también mi página web www.victoriascakes.es
Related Posts with Thumbnails
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España