martes, 28 de septiembre de 2010

Pastel y Galletas de CAPERUCITA ROJA y el LOBO FEROZ. Y.... SORTEO!!!



ÉRASE una vez que se era... una niña que vivía en una pequeña casita en el bosque. Era una niña muyyyy linda, a quien todo el mundo llamaba "Caperucita Roja", puesto que su mamá le había cosido una pequeña caperuza de color rojo, que siempre llevaba puesta.


Un día, la pequeña Caperucita Roja decidió ir a ver a su abuelita, que vivía al otro lado del bosque, y llevarle una cestita con miel y tortitas, para merendar.

- Sobretodo Caperucita - le dijo su mamá - no te detengas por el camino a hablar con nadie. Ve derecha a casa de la abuelita.

- Así lo haré, mamá.


Y la niña, cubierta con su caperuza roja que tanto la distinguía, caminó hacia el bosque con su cestita al brazo y tarareando..." la lara larita... soy caperucita.... "

Cuando de repente, en medio del camino, apareció: EL LOBO!!



- Caperucita, caperucita... ¿a dónde vas? y ¿qué llevas en esa cestita?

- Voy a casa de mi abuelita, y le llevo miel y tortitas...

El lobo... goloso como el solo, se relamía mientras fraguaba un plan!

- Y, ¿por qué no le llevas a tu abuelita un ramo de flores en la cestita? Si vas por ese camino, llegarás antes y encontrarás unas flores preciosas... que seguro agradecerá tu abuelita...

Y así, el malvado lobo, consiguió que Caperucita fuera por el camino más largo, mientras que él, corría y corría hacia casa de la abuelita, para llegar antes...
Y así fue!! En cuanto el lobo llegó a casa de la abuelita, la abuelita lo oyó y se escondió en el armario.

El lobo, agarró un camisón y un gorro de la abuelita y se metió en la cama tapándose con las sábanas hasta el hocico. Y se dispuso a esperar a Caperucita.

Al cabo de poco, se oyó tararear una niña por el camino.

- toc toc... Abuelita... soy yo, Caperucita... ¿puedo pasar?

- Pasa hija mía, pasa... cof, cof - dijo el lobo con voz falsa - estoy en la cama... no me encontraba bien...

- Pero abuelita, ¿qué te pasa?.... mmm... te veo rara.... que ojos tan grandes tienes....

- Son para verte mejor hija mía... cof, cof - carraspeó el lobo.

- Y abuelita, esas orejas... que orejas tan grandes tienes....

- Son para oirte mejooorrr.... hija mía...

- Ahh!! y abuelita... que manos tan grandes tienes... - ya que las zarpas le asomaban por debajo de la colcha -....

- Son para acariciarte mejor Caperucita....



- Y, Abuelita... - dijo Caperucita - qué boca tan grande tienesss...

- AGHHHHH!!! ES PARA COMERTE MEJORR!!!! - y el Lobo malo malísimo dió un salto y se abalanzó sobre Caperucita!!.

Pero Caperucita, que era rápida y ágil como correspondía a una niña de su edad, salió gritando y corriendo de la habitación!

Y en estas que la Abuelita, que os recuerdo que estaba escondida en el armario, oyó lo que estaba pasando y de un empujón saltó fuera del armario y agarró su bastón. Con el bastón, empezó a atizar al Lobo y a gritar, a la par que lo hacía Caperucita.

Tantos y tantos eran los gritos, que los oyó un leñador que pasaba por allí camino del bosque, y al ver lo que sucedía, tomó cartas en el asunto, y empezó a azuzar al Lobo hasta que se marchó de allí para nunca más volver!!

Caperucita y la abuelita, agradecidas y ya tranquilas, se abrazaron, e invitaron a merendar al joven leñador, que se había bien merecido unas tortas con miel en casa de la Abuelita.


Y colorín colorado... este cuento ... ¡se ha acabado!

Y éste es el cuento clásico de Caperucita Roja... pero el cuento podría no acabar así...

(¡Y aquí viene el SORTEO!)

Si te gustaría SER TÚ quien se comiera a Caperucita ... (en forma de galleta, claro!!!) ... sólo tienes que dejar un comentario en esta entrada donde me digas cómo te gustaría que acabara el cuento de Caperucita, junto con tu nombre y mail para poder contactarte.

Entre todos los comentarios de este post sortearé el domingo 24 de octubre una caja de Galletas Decoradas de Caperucita Roja, que recibirá el ganador en su domicilio, empaquetadas en una cajita de presentación Victoria's Cakes.

Por cierto, entre las Caperucitas hay varios modelos, que habreis podido ver en las fotos: la caperucita feliz, la caperucita sorprendida y... la caperucita trendy con su caperuza en brillantina a lo "Saturday Night Fever" ( una Caperucita "versionada" que no pude reprimirme hacer).


Mmmm ... deliciosas, ¿¿verdad??

¿¿A quién le apetece zamparse a Caperucita?? :)

28 comentarios:

Mistress dijo...

el final alternativo: que caperucita le diera una lección al lobo. Están chulísimas! mistressofthedark@hotmail.es

Alison @ Ingredients, Inc. dijo...

Your site is amazing!

Las PacaS dijo...

El cuento entre los cuentos!!! ya me gustaría que mi madre me lo volviera a contar al pie de mi cama!!! Me encanta la tarta, cada vez me doy mas cuenta en esto de decorar tartas que cuanto mas sencillas mas bonita, muchas veces les ponemos tantos colores, tantas cosas... que se va la esencia del tema. Muy buen trabajo, te felicito!! Un beso.

Silvia dijo...

Por supuesto que quiero probar esas caperucitas, aunque da pena...
Mi cuento acabaría así... el lobo se encuentra con una camada de lobeznos y se queda a cuidarlos, mientras caperucita va a casa de su abuelita y se meriendan todo lo de la cestita. Ademas la abuela le da a caperucita una receta ancestral de familia.
Soy Silvia
info(arroba)midulcetentacion.es

Besos.

Gemma dijo...

Me he enamorado de tus galletas de la caperucita roja, sobretodo de "la caperucita trendy con su caperuza en brillantina a lo "Saturday Night Fever"", es genial!

Victoria dijo...

Gracias por vuestros comentarios!! Me alegro que os gusten el pastel y las galletas!! A mí me encantan vuestros finales alternativos... :)

Thanks Alison! Your site is great too!

Besos!

arorua dijo...

Que preciosidad la tarta y las galletas! y seguro que estan para chuparse los dedos. Pues un final alternativo sería que el lobo se arrepintiera de haber sido malote, pidiera disculpas a la abuelita y a caperucita y si hicieran todos amigos.
un abrazo y gracias por el sorteo!!!

eMe dijo...

- Hummm? En serio? Para comerme mejor? - respondió Caperucita, escéptica, mientras giraba alrederedor de un Lobo ya no tan feroz, sorprendido de no haber atemorizado totalmente a la pequeña.

_ sííí, eso he dichooo! Para comeeerte mejooor! - repitió el Lobo, intentando poner la más fiera de sus voces aprendida en el último curso de doblaje para personajes de cuento.

- Eso está por ver. Porque verás, querido Lobo, si me comes te quedarías sin conocerme, sin probar los deliciosos spaguetti alla Caperucita que preparo las noches impares de los viernes bisiestos y... además... lo más importante de todo!!! No puedo permitir que me comas con ese horriiiiible pelo que llevas. Me dejas que te lo corte un poquito?

- Pues... verás... yo... DÉJAME COMERTE YA, niña...!!! Me estás destrozando el cuento!!!

- Oh, vamos, reinventemos el cuento!! Qué te parece?

- Reinventarlo? Y cómo? Podemos cambiarle el título? Podemos llamarle de otro modo? Estoy harto de ser el segundón!

- Podemos llamarle como tú quieras, pero por favor... no me comas. Y seremos amigos. Y te cortaré el pelo. Y te prepararé spaguetti cada noche!

- Hecho! Trato hecho! El cuento se llamará... El Lobo de Caperucita es un SuperHéroe...

- Qué hortera, majo. Pero vale, tú mandas. Trae el champú.

Y colorín, colorado...*



[Victoo, ya sabes dónde encontrarme: emeweddingplanner@gmail.com] Quiero esas Caperucitaas!!!!
Muáh*

Sheil@ dijo...

el cuento acabaria, caperucita y su abuela abrazadas diciendose palabras muy bonitas, con mucho cariño, el lobo miraba de reojo mientras se marchaba y se lleno de tanta envidia que hechizo a caperucita
"Te volveras la cosa más dulce de la tierra pero nunca podrás abrazar a tu abuelita" y se convirtió en una galleta gigante, que todo el mundo quería probar pero que nunca se acaba, y así hizo felices a muchas personas, con su dulzura! ;)

Colorin colorado!

Victoria dijo...

Guauuu!! Qué finales tan fantásticos!! Me encantaann! Gracias por participar!!! MUAK!

Núria dijo...

Ohhh con lo tarde que llego y ya se han publicado la mayoría de finales que se me ocurren... A mi siempre me ha gustado la idea que entre la abuela y caperucita se las ingenian para "dominar" al lobo, ellas solitas, como mujeres que son :)
Y al final el lobo acaba rendido a la evidencia y se hacen todos amigos, convirtiendose en amigo, guardian y compañero de las noches de insomnio y de las fiestas familiares!

sandraloves dijo...

Jajajaja
Me parece un sorteo súper divertido!!!
Ya que han salido muchos de los finales que a todas nos gustarían, yo propongo que la abuelita al ver a Caperuzita moderna con purpurina y strass, le de al play del radiocasette de dentro del armario y empieze a sonar el Waka Waka de Shakira y que se lo pasen genial todos bailando!!!!
Llego el momento,
caen las murallas
va a comenzar
la única justa
de la batallas.
Un beso
pioloves@yahoo.es
Sandra

Ivania santos By DIAMOND dijo...

Hi dear..

Delicious post!!
Nice blog... lovely

:D*

ANGELES Y RAQUEL dijo...

hola,yo dejaria el cuento como esta,se lo contaria a mis 7 sobrinos un finde en la cama de los yayos comiendo esas galletas que tienen una pinta que estan diciendome comeme,comeme pero eso ya seria otro cuento.un saludo m.angeles. decomarvalencia@hotmail.com

Anna dijo...

El pastel es sencillamente GENIAL, y las galletas... tan deliciosas como aparentan.

Bueno, allí va mi final:

Bosque de la abuelita.
15 años más tarde.

Caperucita llevaba mucho tiempo sin pasear por el bosque, ahora que estudiaba en la univerisad ya no tenía tiempo para esas cosas, y lo echaba de menos. Su abuela también se había mudado a la ciudad, para así estar más cerca de ella, pero conservaba la cabaña.

Caperucita acarició la capa roja que tantos recuerdos le traía y recorrió el camino en el que años atrás se había encontrado al lobo. Los árboles seguían siendo los más bonitos que había visto nunca, y el olor, tan indescriptible como el de las galletas de su abuela. Se sentó en un tronco y cerró los ojos.
-¿Puedo sentarme contigo? -le dijo una voz minutos más tarde, o quizá fueron horas.
-Claro -respondió ella, al abrir los ojos y encontrarse con el hombre más atractivo que había visto jamás.
-¿No nos conocemos? -le preguntó él.
Ella se rió.
-Ya, es una frase pésima y nada original.
Caperucita dejó de reír y se sonrojó y al mirarle los ojos tuvo la sensación de que sí. Se habían visto antes.
-No creo -le respondió-. Hacía años que no venía al bosque.
-Yo también -le dijo él-. Antes solía venir mucho, creo que un día te vi, llevabas una cesta.
-Puede ser -contestó ella intrigada-. ¿Nos conocimos de pequeños?
-Quizá conociste a mi padre-. Respiró hondo-. Y lo lamento.
-¿El qué?
-Que lo conocieras de ese modo-. Se puso en pie y le tendió la mano-. ¿Quieres pasear conmigo? Prómeto no morderte, eso ya lo hemos superado, sólo era cuestión de comprender a la luna.
Caperucita lo miró y aceptó la mano (una no puede ver X-Men sin preguntarse si Lobezno existe...)

Victoria dijo...

Ohh! Me quedo sin palabras ante tantos maravillosos, divertidos y sorprendentes finales!! Gracias por participar!!

Montse dijo...

Pues cuando el lobo le preguntara a Caperucita por lo que lleva en la cestita, ella le enseñara unas deliciosas galletas de Victoria's Cakes y así el Lobo se podría "comer" a Caperucita, sin comérsela ^^
Me encantan las galletas!
Un abrazo

Pilar dijo...

Hola Victoria,
Pues verás, el lobo de mi cuento estaba encantado por un hechizo. Cuando ya se había disfrazado de abuelita se metió en la cama con tal ímpetu que se le cayó el cuadro que había encima de la cama y le dejó K.O. Al llegar caperucita y ver a su "abuelita" dormida se acercó y le dio un beso en el gorrito de dormir. Y entonces, el lobo se convirtió en un apuesto mozalbete y ambos cayeron en las redes de cupido.

¡Lo que yo daría por probar tus caperucitas!
Besos

Arancha dijo...

Me encantan todas las galletas!! Sobre todo la fashion con la brillantina.
Pues mi final sería, que el joven leñador se pone en la cocina con las manos en la masa a preparar él mismo las tortitas, mientras la abuelita y caperucita esperan tranquilamente recuperándose del esfuerzo.

Besos (espero que me toquen)

Arancha
aranjiza@yahoo.es

Corazón de arroz dijo...

qué paciencia para hacer la caperucita!!
es un tema que me encanta, algún día haré mi propia versión.
felicidades, ha quedado preciosa.

Fresh Coco dijo...

La caperucita siempre ha sido mi cuento tradicional favorito.

Mi final alternativo sería que súper caperucita sacara de debajo de su capucha un súper rayo láser para dejar pelao al lobo y que se quedara desnudo vagando por los bosques durante la eternidad mientras los otros animalillos se ríen de él por ser tan malvado! Y con su pelaje se haría una nueva capucha! Jajajaja

Esther
ladycrema(at)gmail.com

mar dijo...

¿caperucita que llevas en la cestita?. Pues miel y unas ricas galletas de Victorias Cakes.¿te gustaria probarlas?. Y el lobo que en un principio pensaba zamparse a Caperucita decidio que preferia probar aquellas galletas de las que tanto habia oido hablar. Y acompaño a Caperucita a casa de la abuelita y merendaron todos juntos. Hasta invitaron al cazador.

Cristina dijo...

Menuda pinta tienen estas galletas!!!

Pues en mi final alternativo, la abuelita prepara unas galletas con la forma de Caperucita e invitan al lobo a tomar el té. Así, el lobo logra su objetivo, comerse a Caperucita, pero en forma de galleta.

Unodedos dijo...

Pues me encantan! Todas, y el lobo es perfecto!
Yo creo que voy a ir en contra de todos pero creo que se debería de comer a caperucita de una vez para que deje de ser tan ñona y si encima va tan chula como en las galletas, como se va a resistir!!!
Besos!

Angie dijo...

Aquí va mi versión del cuento, espero tener suerte y que me toquen las galletas, porque me las quiero comeeeeer!! haha Besos.

CAPERUCITA ROJA. Versión 2.0.

El Lobo llevaba mucho tiempo planeando el asalto a Caperucita, había entrenado durante meses y estaba preparado.

Escuchó su vocecita canturreando al acercarse por el camino, saltó de entre los arbustos en el momento preciso e interceptó a Caperucita mientras enseñaba todos sus dientes amenazadoramente.

Pero claro, Caperucita estaba mirando el móvil. Se paró de forma instintiva al ver algo que se movía frente a ella impidiéndole el paso. Pero estaba leyendo un twitt súper interesante y le llevó unos segundos levantar la vista.

El Lobo estaba totalmente desconcertado. Había imaginado la reacción de Caperucita cientos, puede que miles de veces. Pero nunca se había esperando sorprenderla tan absorta en su vida virtual. No se lo podía creer, tanta indiferencia...

- ¿¡Pero se puede saber qué estás mirando!? - gritó furioso y frustrado.

- ¡Oye! Mira cómo te pones tío, qué mal humor, cualquiera diría que no te funciona la conexión...

- ¡¡Soy el Lobo, el Lobo del Bosque!! Deberías reconocerme y tenerme mucho, pero que mucho, mucho miedo - dijo enseñando los colmillos.

- Ah, sí. Ahora que te veo sí me suenas, sí. Esos dientes desgastados... Creo que tenemos un amigo en común... ¿Conoces al Leñador?

- ¿Cómo? El viene al bosque todos los días, sí. ¡Pero no me estás escuchando! Creo que no te das cuenta de la gravedad de la situación, ¡Voy a comerte! ¡Cruda!

- Jajajajaja - se carcajeó Caperucita, echando la cabeza hacía atrás y arqueando las cejas.

Comenzó a andar de nuevo, pasando lentamente junto al Lobo, siguiendo con la mirada sus ojos brillantes. Caperucita todavía se reía abiertamente, él estaba simplemente paralizado.

- ¿Sabes una cosa Lobito? Eso de que quieras comerme me ha hecho gracia, un poco old school pero apasionado... -dijo Caperucita mientras se alejaba, con aire satisfecho - ¡Te solicitaré amistad por facebook, Lobo del Bosque!

Victoria dijo...

Bueno buenooo... estoy abrumada!! Cada uno de vuestros finales merece un post por sí mismo! A cuál mejor! MUCHIISIMAS GRACIAS por compartirlos con nosotros son FANTÁSTICOS!

Kasumi dijo...

El lobo, harto de que le pusieran el sanbenito de comeniñas y comeabuelas, decidió crear un servicio de catering sano a domicilio y cuando Caperu llegó a casa de su abuelita con la cesta, se encontró con que Lobito's Meals había montado una fiesta vegana en el jardín de su abuela que se había pasado a la comida sana y ya nunca estaba quieta en la cama.

Así que Caperu decidió contribuir a la fiesta con su cesta, y sus galletitas de Victoria's Cakes tuvieron un éxito atronador.

FIN


A ver si tengo suerte, gracias por el sorteo ;D
Kasumi de ...Resumiendo... donde te incluiré en la ronda de sorteos y en la barra de sorteos que participo
martasder[arroba]gmail[punto]com

MAngels dijo...

Toc, toc, picó el lobo a la puerta.

- Quien es?, contesto la abuelita, un poco mosqueada por que se estaba tomando un té con el cazador, mientras hacian manitas.

- Soy caperucita, abuelita,que te traigo la cenita.

- Ahora te abro, caperucita, decia la abuelita mientras empujaba al cazador dentro del armario.

Y cuando la abuelita abrio la puerta y el lobo se abalanzo sobre ella el cazador salio del armario y le dio una buena paliza, y en el momento que la abuelita se lo agradecia con un beso de amor aparecio Capurucita y así se entero de porque la abuelita queria seguir viviendo sola en medio del bosque.
JAJAJAJA BESOS

Related Posts with Thumbnails
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España