miércoles, 12 de octubre de 2011

La Boda de mi hermana. Una historia y un montón de pasteles.


Lo prometido es deuda.

Hace unas cuantas semanas os contaba que mi hermana se casaba, y prometía contároslo todo... pero hasta ahora no había tenido ocasión. La apertura de la nueva tienda ha dado a mi vida un empujón tan fuerte que parece que voy subida en uno de esos carros de montaña rusa que sólo van hacia delante... y no me da tiempo a parar y mirar atrás!!! Pero ha pasado ya un mes desde la boda, tenemos ya las fotos que lo cuentan todo y no me quedan excusas para no dedicar un rato a contaros lo que vivimos ese día.




Fue un día muy emocionante, especial y exótico. Fue un día internacional. Un día cultural, de unión, de respeto hacia otras tradiciones, de diversión, de cariño, de adrenalina... SI! SI!! Fue todo eso y mucho más!

Costi (mi hermana) se casaba con Romain, e iba a ser una boda muy especial por varios motivos. Costi ha vivido durante sus últimos años en unos 6 o 7 países (perdí la cuenta) y habla unos 6 idiomas. Es una mujer muy decidida, independiente, abierta, la mejor amiga de sus amigos, la hermana menos tradicional, la soñadora de un mundo mejor, la más tolerante... os podría contar un montón de cosas de ella. Y Romain es un belga templado, siempre amable y sonriente, nunca dice una palabra más alta que otra, atento y encantador con todos, apasionado de la música y cultura africana, una mezcla entre Gandhi y James Bond... Su familia es belga y de tradición judía, con tíos y primos repartidos por todo lo ancho y largo del mundo.
Así que en esta boda íbamos a unir dos personas como la noche y el día, y lo íbamos a hacer tratando de unir las dos tradiciones "cristiana" y "judía", en una ceremonia oficiada por las 3 hermanas en 3 idiomas. Vamos, ¡¡todo un reto!!

Después de la ceremonia venía la celebración... y vaya celebración!!! Bailamos bailes tradicionales judíos entre plato y plato, el novio y la novia volaron por los aires manteados con manteles del Restaurante, tanto ellos como los padres de los novios "levitaron" sobre sus sillas... vamos, que en el Restaurante les iba a dar un ataque!!! ya que era la primera boda judía que tenían, y con una mezcla tan explosiva, de andaluces, belgas, catalanes... fue una noche inolvidable.



Ah! y como no, no podía faltar en la Boda de mi hermana la Repostería de Boda "Victoria's Cakes"!!! :) Consistió en una Tarta Nupcial inspirada en su vestido de novia (de Jordi Anguera), una Tarta húmeda de Chocolate rellena de chocolate blanco y decorada con flores de azúcar y pedrería comestible, igual a la de su vestido de novia, y realzado todo con el mismo lazo color champán y con el encaje antiguo del vestido.

También preparé una tarta de té verde matcha y fresitas del bosque, decorada con las iniciales de los novios y la misma tipografía que la minuta del Restaurante y que el resto de la imprenta de la boda.


Y finalmente, un pastel decorado con unos 600 jazmines hechos a mano con pasta de azúcar, y varios cupcakes y cookies con chips de chocolate y nueces.

Tengo que deciros que no sobró nada!!! :)

Las fotos las realizó Sara Lazaro. Una PEDAZO FOTÓGRAFA. Os invito a visitar su web www.saralazaro.com

La cena y fiesta "desenfrenada" tuvo lugar en El Tropical. Como siempre, estuvo todo IMPECABLE.

En fin, que ese día fue un día repleeeetoooo de auténticos Pedacitos de Felicidad. Se puede pedir más?

3 comentarios:

Pilar dijo...

Preciosas las fotos ... ¡y las tartas! Gracias por compartir.
Besos

Alicia dijo...

Que maravilla!Me encantaron las fotos, la historia.Todo!
La verdad es que habeis tenido unos detallitos preciosos, con lo del vestido las tartas etc.
Muchas gracias por enseñarlo!Un beso!

Cocoguacakes dijo...

que bonito!

Related Posts with Thumbnails
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España